Beneficios del ejercicio físico.

 

 

 

 

 

Oscar Arriazu, Director técnico de la Asociación Navarra de Apoyo a la Infancia y a la Familia, ANAIF, nos cuenta los beneficios del ejercicio físico y deporte en niños, jóvenes y adultos, tanto con necesidades de apoyo educativo como sin ellas.

 

Fomentar hoy en día el ejercicio físico en la sociedad es una apuesta de valor por la salud física, psíquica y social de las personas. Ya desde pequeños, en las escuelas e institutos, se nos anima a la práctica de actividades físico-deportivas para desarrollar y mejorar nuestras distintas habilidades y capacidades neuropsicológicas de adaptabilidad al entono y para conseguir una mejora personal en cualquier circunstancia de la vida.

La práctica deportiva ayuda a mejorar todas las áreas de la persona. Con ella se pueden obtener beneficios en los siguientes aspectos:

Físicamente: mejora la eficiencia física y fisiológica, además de las distintas competencias psicomotrices y patrones posturales, automatismos de la marcha, inhibición y control del movimiento. También es una herramienta para mantener un equilibrio del peso en una sociedad en la que se ha incrementado la obesidad en general y sobre todo la obesidad infantil.

Psicológicamente: sabemos que con la práctica del deporte estamos mejor anímicamente debido a una serie de hormonas que producimos con su práctica, como la serotonina, endorfina y dopamina entre otras. Se reduce el estrés y la ansiedad, aumenta la sensación de bienestar, mejoramos la atención y concentración, y las funciones ejecutivas cuando el ejercicio está pautado y es metódico y sistemático. También mejora la autoestima ya que nos vemos mejor. Con el ejercicio físico aprendemos a conocernos mejor y a ser más creativos.

Socialmente: ayuda a encontrar situaciones de contacto con otros y de relación con los iguales. Mejora la integración, haciendo a la persona sentirse partícipe de un colectivo. Mejora el trabajo en equipo y la atención conjunta y sostenida.

Intereses: el ejercicio físico y los deportes nos ayudan a salir de nosotros mismos y de nuestros intereses para compartir los intereses de los demás, ampliando así las innumerables posibilidades y la gran variedad de ejercicios y de deportes que podemos encontrar hoy en día. Es una manera eficaz de luchar contra muchas de las adicciones de nuestra sociedad moderna (tecnología, alimentos procesados…)

Autonomía personal: ayuda a mejorar el sentimiento de utilidad e independencia y de habilidades para la vida. También mejora la competencia para orientarse y desplazarse por el mundo, el interés y motivación, la participación y la capacidad de elección. Otro aspecto de mejora es la persistencia a la consecución del logro y el esfuerzo por superarse a sí mismo.

A nivel terapéutico: la práctica del ejercicio físico es un verdadero tratamiento para muchos de las patologías actuales creadas e influidas por nuestro estilo de vida (depresión, estrés y ansiedad principalmente).

 

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *