Cruz Roja Navarra consejos de hábitos de vida saludable

36454284 - various paleo diet products on wooden table, top view

Esta semana, Cruz Roja Navarra nos habla sobre consejos de hábitos de vida saludables que puedes encontrar en su app gratuita QUIÉRETE (disponible para I- Os y Android) para llevar una vida saludable; una alimentación variada, en la que predominen los alimentos no procesados  y de temporada (frutas, verduras y legumbres), se realice un consumo moderado de azúcar, sal, refrescos y alimentos procesados y, dependiendo de la edad y de las actividades que se desarrolle, se priorice un tipo de alimentos u otro. ¿Te animas a saber más? Consúltalo en su app.

“LA CLAVE ESTÁ EN COMER DE TODO”

 

Ningún alimento por sí mismo contiene todos los nutrientes que necesitas. Por eso es fundamental que comas de todo, salvo que tengas alguna intolerancia o enfermedad que te impida comer determinados alimentos.

Modera el consumo de los hidratos de carbono de alta densidad (pan, pasta, patatas), las golosinas, así como el consumo de sal y los productos ricos en ella. Reduce la ingesta de refrescos, zumos y bebidas azucaradas o endulzadas, y los alimentos procesados.

Algunos consejos para comer bien

  • Distribuye los alimentos a lo largo del día en 5 comidas (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena). No salgas de casa sin desayunar, cena pronto y evita el “picoteo” entre horas.
  • Come tranquilamente y mastica bien los alimentos, así facilitarás la digestión, te nutrirás mejor y controlarás tu peso.
  • Mantén el peso adecuado a tus características (sexo, edad, altura, actividad física, etc.).
  • Varía la forma de preparación de los alimentos: asados, hervidos, a la plancha, guisados. No abuses de los fritos, es más, evítalos todo lo que puedas. Los “guisos de cuchara” a base de legumbres, arroz y verduras son una buena opción para conseguir un plato de gran calidad y valor nutritivo.
  • Come alimentos crudos (frutas, ensaladas, gazpacho) y de temporada, que conservan todas sus propiedades.
  • Compra, conserva y prepara los alimentos de manera inteligente, saludable y segura. Consulta el etiquetado de los productos, evitando los alimentos muy elaborados o precocinados.
  • ¡No desperdicies la comida!

Alimentación en la infancia

Los hábitos alimentarios se adquieren fundamentalmente en la infancia por eso es importante que desde pequeños los niños y niñas aprendan a comer de forma saludable y que conozcan cuáles son las bases de una correcta alimentación y su importancia para la salud.

  • Eres su modelo: sé coherente con tus enseñanzas.
  • Enséñale a comer de todo para que conozca los distintos alimentos, su textura, sabor, olor y presentación culinaria. Pero también respeta, en la medida de lo posible, su apetito y sus gustos personales, siempre y cuando su crecimiento y desarrollo sean normales.
  • Debe aprender que el hábito de comer es un acto normal y placentero y que forma parte de nuestra propia cultura. Procura compartir y disfrutar alguna de las comidas con tus hijos e hijas.
  • Involucra a todos los miembros de la familia en las actividades relacionadas con la alimentación: hacer la compra, decidir el menú semanal, preparar y cocinar los alimentos, etc.
  • No deben salir de casa sin desayunar, convirtiéndose en la comida más importante del día. Un desayuno completo debe incluir: proteínas (leche, yogur, queso o jamón), cereales (pan, tostadas, galletas), grasas (aceite de oliva o mantequilla) y alguna de las siguientes alternativas: mermelada, miel, una pieza de fruta o zumo natural sin azúcar.
  • Respeta los horarios establecidos para las comidas.
  • Intenta que no abuse del consumo de ‘chucherías’, pasteles, bollos, helados, ‘snacks’, bebidas azucaradas, etc. Estos productos tienen escaso valor nutritivo y un exceso de grasa, azúcar o sal, además de saciar el apetito del niño impidiendo que tenga hambre a la hora de la comida o la cena.

 

Alimentación de las personas mayores

El envejecimiento es una etapa más de la vida. Una alimentación saludable y una vida activa aumentan la calidad de vida de las personas mayores, ayudando a prevenir muchas enfermedades.

 

A menudo, muchos mayores tienen falta de apetito, disminución de la sensación de sed, falta de producción de saliva, dificultad para masticar, tragar y asimilar los alimentos, desinterés por la comida o poca información sobre nutrición. Todos estos factores influyen en que no se alimenten adecuadamente al mantener inadecuados hábitos alimentarios.

 

Las recomendaciones alimentarias para esta edad no difieren mucho de las recomendaciones generales, pero algunos aspectos a considerar pueden ser:

 

  • Elegir comidas ligeras, sencillas.
  • Sustituir los alimentos difíciles de masticar por otros de textura más blanda (carne picada, pescado, lácteos, arroz, pastas, legumbres, vegetales cocidos, frutas blandas…).
  • Tomar todos los días leche y productos lácteos desnatados, para controlar la osteoporosis, y alimentos ricos en fibra, para evitar el estreñimiento.
  • Moderar el consumo de azúcar y no abusar de la sal (en caso de hipertensión se puede sustituir la sal por condimentos para sazonar los platos: limón, pimienta, tomillo, clavo, cebolla, ajo entre otros).
  • Beber agua con frecuencia, 6-8 vasos al día (aunque no se tenga sed), para mantenerse hidratado y evitar el estreñimiento.

 

La colaboración familiar es fundamental para que las personas mayores se sientan motivadas a la hora de comer adecuadamente. Si convives con una persona mayor o la cuidas, procura respetar sus gustos y hábitos de alimentación.

 

Conoce tu cuerpo, conoce lo que comes.

Independientemente de la edad, sexo y condición física todos y cada uno de los alimentos que tomamos cumplen una función en nuestro organismo. Aun así, no todos los alimentos nos benefician de igual manera, incluso algunos nos pueden perjudicar y no siempre somos conscientes de ello. El truco consiste en conocer qué función cumple cada alimento,

Leave A Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *